Randy Mueses

Imposibilitado amor.

Niños de ensueños, encadenados al amor, naufragando en lo incierto. Distanciados sin poder abrazarnos, nuestro anhelo fue terco, nos quemamos en el fuego, estuvimos distantemente juntos, aunque lo intentamos fue en vano.

 La timidez y la vergüenza corrían por nuestras venas, mi pasión en llamas, tus convicciones en firmeza. Tú, mi risueña compañera. Yo, el que moraba en tus alegrías y penas. Fue un querer obstaculizado, fue un amor raro. Miedos, conformismo, desesperación, ausencia, ilusiones caídas, nuestro cariño se hizo cenizas.

Penas amargas las despedidas, tu postura en calma, como quien dispara a quema ropa, con los sentimientos en hielo, tres años sin vernos, separados besando la idea del reencuentro. Añorando tu tacto, tu voz, tu silencio y tu beso. Me dejaste un abismal desconsuelo.  

Pensándote cada veinte y siete de octubre, mi mente inestable era intolerante frente a tu esquivez, la falta de compromiso fue evidente, más fui un cobarde por alejarme, todo esto resulto ser grave. La eminente escasez bloqueo nuestro querer, evitando el reencontrarse. Un volver a empezar y disfrutar de la mutua compañía, nuestra devoción se hizo trizas.

Un amor imposibilitado,
dos jóvenes enamorados
Un corazón quebrantado,
un recuerdo nocivo, un afecto
deshecho, un inocente deseo.
El fin de un ilusorio esmero.

Te fuiste tres veces seguidas,
un viaje sin vuelta
atrás
sin saber cuando regresar.
Saliste de la carretera,
perdiste de vista las siluetas,
te aferraste a nuevas tierras.
Desertaste de la gran batalla, 
perdimos la guerra. 

Ahora que ya no somos,
sigo siendo aunque nunca fuimos,
nadando a contracorriente nos ahogamos.
Se derrumbo el muelle que sostenía
nuestro amor, y aunque resistimos 
contentos y luego acongojados.
Sentimos la imposibilidad del amor. 

Atrincherados en la discordia. 
Sin salida, con un ingenuo frenesí
decidiste dividir y desprenderte de mí
el proseguir se ciñó de ardid.
Elegiste la separación, no fue la mejor 
opción, vimos la otra cara del amor.
Esta travesía fue un imposibilitado amor.









Todos los derechos reservados©



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.