Ben-.

Naufragio-.

Me refugio en contemplaciones austeras:

una columna, un fragmento de espliego tardío,

una fórmula matemática que no entiendo,

un helecho que duerme anclado en mi memoria.

Me sumerjo en objetos, obsesiones, tareas del pasado:

finjo ya que la vida me importa, ante mis invitados, y

luego, en el interior del jardín, este se transforma en

simple decorado. No hay tal memoria, no existe

tal recuerdo, no estimo lo que digo que estimo, ya.

Ni tampoco odio lo que dejé atrás, ni percibo lo que

está sucediendo, si sucede. Como tras la pátina visual

de una lluvia que me cala hasta los huesos, me considero

triste y anodino, vulgar y caprichoso, y de todos estos

términos huecos, sólo me enamoro de insustanciales utopías.

Me veo sonreír tras la lluvia caladora. Y también llorar.

©

Comentarios1

  • Ben-.

    Gracias a todos y a todas, compaƱeros, un breve poema como una rosa para todos!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.