Raiser

Los milagros no existen

Otro día más que sueño contigo

y me despierto con la realidad

Le rogaba a Dios que te salvara

y le prometí entregarle todo a él

 

Pero al levantarme recordé

que ya te habías ido

que los milagros no existen

que tú ya te fuiste

y que Dios nunca estuvo...

 

...porque ni siquiera existe



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.