HENRY RUIZ

CARAMELO

 

Me pidieron pensar en algo, y al mirar el color emblemático que tiene tu cuerpo, pensé en el caramelo que me endulza y emociona, ese mismo que me deleita, es como si me observaran tus ojos, ¡Si! De tal manera que me enamoran.

 

No necesite cruzar el Atlántico ni el Pacífico, tampoco nadar por el canal para encontrarte, estabas allí, y aunque sin esperarme, llegue a ti, para un beso enviarte y este verso regalarte, mencione que eras muy hermosa, perdón, pero me equivoque, tu eres una diosa.

 

¿Y quien necesita de un Ángel? Si con tu dulce mirar, veo el paraíso, entró al cielo sin permiso, tomo cada pecado y lo hago mío, es que tu eres ese caramelo que me vuelve como un niño, intranquilo; y aún así no deseo dejar de comerlo.

 

Eres mi dulce caramelo, mii tentación, y entre tantos, la cara más bella; eres ternura y como la miel, eres dulzura, amor enseguida al verte a los ojos, sentimientos profundos, puede que seas un trébol o un talismán, eres belleza y pureza, eres tú, mi azúcar morena.

Henry Ruiz
7 DE ABRIL 2021
@DERECHOS DE AUTOR

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.