Israel Gutierrez

C

si los cielos hablaran envidiarian  
los relieves que adornan tu cuerpo.

Si las notas musicales sintieran
desearían tener tus dulces timbres. 

Bendito el tiempo donde naciste
tal perfecciono debiera ser imposible. 

El color cafe finito se queda si
lo comparamos con el infinito 
cafe de tus ojos marrón.

Y la oscuridad cielo sera 
por verte llorar. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.