Pablo

Largas pausas

Es probable que acepte,
Que te escribo en periodos,
Pero a diario,
mis pensamientos están con vos;
Están en cada letra que texteo,
En cada intención de trasmitir
La alegría que provoca pensar que me lees.

Nos escribimos con largas pausas,
Y en esas largas pausas,
Escribo uno o dos tomos sutiles,
Sí, sutiles para que comprendas,
Que cada letra para ti
Las selecciono con la delicadeza
Que requiere expresar las ansias
De escuchar tu risa,
y de apreciar el mundo en tus ojos.

Te escribo solo en periodos,
Pero mis ganas de estrecharte en mis brazos,
Las guardo en este costalito,
Sí, las ganas de estrecharte en mis brazos,
Se acumulan en las presas de este río,
Este río,
En el que fluyen el cariño te profeso,
Y el cual arrastran todas estas letras,
Que nacen de esta alma que te extraña.

¿No se si estas aguas se evaporen,
Y lleguen un día al cielo en donde estás?
Y sí es así,
Le pido a mi dios,
Que cada gota de su lluvia,
Antes de llegar al Sena,
¡Pasen a golpetear tu ventana!
Y eso te inspiré a salir a tu patio,
A poder sentir las gotas en tu rostro,
E imagines que cada gota se evaporó
De esté mortal que te extraña.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.