Raúl Carreras

De brasas y cenizas

Contestaste a mi mirada
con tu tímida sonrisa,
enigmática,
indecisa.

De tu boca se escapaba
la codicia fugitiva
que se inflama,
que suspira.

Provocando que una llama
incendiase mis pupilas
a la santa
valentía.

Se escurrieron en tu falda
mis dos manos a hurtadillas
sin la traba
de las prisas.

Con el tacto de la organza
te privé de la camisa,
que era clara
como el día.

Y los dedos en tu espalda
dibujaron en cursiva,
con el ansia,
mis caricias.

Se quedaron en las sábanas
el placer y las delicias
de esta fábula
encendida.

Fue una tibia madrugada
de una noche clandestina,
y tus brasas
mis cenizas.

Comentarios5

  • Edwin Abimael Godinez Hernadez

    Bonita poesía!! Me gustó saludos....

  • Rafael Escobar

    Fascinante. Mis felicitaciones con fraterno abrazo.

    • Raúl Carreras

      Muy agradecido, querido Rafael.

    • Martha patricia barrera henao

      Da gusto leer tus letras amigo Raúl.

      • Raúl Carreras

        Es un aliciente para mi leer comentarios como el tuyo, muchas gracias, Martha.

      • Anabell López Rodríguez

        Simplemente hermoso lo que has escrito, a pesar de que no sé nada de poesía, puedo sentir toda la pasión en sus letras, me he quedado con el sentimiento. Un saludo mi buen amigo, bendiciones.

        • Raúl Carreras

          Me alegra mucho que lo sientas así, Anabell. Es fantástico poder hacer sentir lo que yo siento al escribir. Un abrazo.

        • Laura Caffieri

          "Fue una tibia madrugada
          de una noche clandestina,
          y tus brasas mis cenizas"
          .Hermosos versos y tan bello final.
          Sutileza erótica, me encantó. Ya que lo erótico brusco, no me gusta, tus versos le dieron el toque de la delicadeza. Te felicito. Abrazo

          • Raúl Carreras

            Muy agradecido por tus palabras, Laura. Un abrazo.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.