Jiber Ramos

Sin mas por el momento.


Desde los pies le subía un escalofrío.
Una sencilla manera de destilar el viento era recostando el alma en la lánguida y taciturna lancha que flota sobre el mar negro.


Bajo lo húmedo y no humano,
Recorre el escalfrio.
Oscuro y desmenbrado ,
Queriendome comer..
Matando,lentamente,
Ahorcando suficiente,
Todo mi queter.
Melissa.m



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.