José Luis Silva-Díaz

Insomnio

Insomnio

 

Semi despierto

muevo los ojos bajo mis párpados

buscando el púrpura del silencio

pero nada

todavia estoy aquí

holgazán

negando levantarme

queriendo estar dormido

y ajeno al mundo.

 

Insistiendo en regresar al Nirvana

presiono la cara contra el cabezal

quiero dormir de nuevo

sumergiéndome en la hondonada de la oscuridad

en el vacío donde soy libre

donde no hay bullicios

ni impuestos ni gente impertinente.

 

Que misericordiosa la insondable oscuridad

serena dejadez de la nada

apacible inexistencia

culminación de la irresponsabilidad

que tanto disfruto

aunque sean unas pocas horas.

 

Es curioso un sueño perdido

creer que fue divino

aunque apenas se recuerde

soñar lento

morir despacio

pero nada

todavía estoy aquí

columpiándome en el abis.

 

Negando a levantarme

quiero entregarme al universo

volver a ser nada en la encrucijada del cosmos

la migaja de un suspiro

el jirón de algún recuerdo

o quizás algún átomo.

 

Pero los ojos me traicionan…

y entra un hilo de luz.

 

Maldición

 

Voy a llegar tarde.

 

 

©José Luis Silva-Díaz

Comentarios1

  • alicia perez hernandez

    Siempre es un gusto leer tu bello INSOMNIO... En tu decir y sentir poético. saludos poeta



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.