migreriana

Enamorarte


Enamorarte, romper rutinas, embriagarte de estrellas en una noche eterna,
romper las grietas de lo inmemorial, mojarte con la lluvia en verano,
trepar un nogal, hacer una casita de madera, mirar hacia la siembra,
cazar mariposas de mi estómago y morder mis labios al mirarte.
Escucharte cantar y temblar hasta que desde la distancia seas absolutamente mío.
Enamorarte a diario con los mil artilugios que cupido me dispara en el alma.


Como el aroma de un jardín
Llenos de flores por la mañana
Como el verso más profundo
Esas palabras que salen del corazón
Así es el amor
Y para enamorarte y robarte un suspiro
Ven no tengas miedo
Pará enamorarte tengo toda la vida
Y ese beso serán mis verso para darte mi vida


Y no podre morir,
si contigo vivir es cada día
enamorarme de la vida que elegí,
De las notas que guardaba para ti,
De las horas contando estrellas,
Buscando para ti la perfecta,
Que te definiera, o algo de ese reflejo
En tu belleza,
Como el sentimiento al verte
con ojos de alma buena,
Alma que queria sonreír,
Y sonríe por ti,
Por el día, por la noche junto a ti,
Desde que te conocí,
Enamonarte así,
De un ángel así..


Enamorarte y que compartamos en los ojos,
esa tempestad, esa pasión que se desliza en mi cuerpo
Enamorarte hasta que estremecerse y hacernos eco en la distancia.
Sentir un beso enmarañado por querer ser eterno,
robado entre la luz de la luna y tu hàbito de buscarme.
asì con el sonido del roce y la escucha de una atrevida llamada.


Juntos en la tristeza,
juntos en la alegría.
Caminar desnudos por la vida
sin que el tiempo, el viento
ni el murmullo feroz
nos distraiga.
Vivir tu vida de sangre gitana,
sentir tu risa de niña y contagiarme
con tus desvaríos.
Dibujar sobre tu piel la rutina
del recordatorio diario
que amarte,
me haga doler el alma,
cada mañana cuando te vas,
y que por las noches,
la sangre de mis labios
saborearla juntos con el jugo
de tus piernas húmedas.


"Estoy solo entre las manos del destino;
Y no te ah puesto en mi camino.
Soy dolor, producto de mi soberbia, ¿donde
termino
inerte mi fe? a tus pies o a la ofrenda que al
amor le rindo. Perdono tu abandono,
perdona tu mis fallos. Es mi amor inerte, el que
hoy duda de tu alma.
Camina sin buscarme y logra encontrarme pero soy
como un fantasma o nuestro amor fue un fraude,
solía gustarme el roze de tu beso, tenerte en
cama." -Eduardo Contreras


Para enamorarte te regalo rosas del jardin de los almendros, te mando cartas diciendote de mi amor y de todo lo que te extraño cuando estas lejos,
Tambien te llamo desde lo alto de una loma para que sepas que soy yo el que te quiere, el unico que aspira a dormir en tu almohada,
el que se desvela por tu ausencia en los dias lluvia, cuando la noche llega hasta mi ventana y no te tengo a la vista.
Para enamorarte te mando frutas, dulces, que te endulzen el alma, y te des cuenta que te quiero a pesar de la distancia,
Para enamorarte hago tantas cosas, te escribo poemas de amor, uno tras otro, como si las palabras brotaran de mi mente como un manantial de versos enamorados al saber que tu tambien me amas.
Jorge Serra.


He vivido lo inmemorial,
la rutina de la incertidumbre,
los detalles de lo incierto.
Mi época plagada de desamor
y la vivencia de su amargura.
Del amor?
allí cupido en su intento
disparó la noche de tu poema,
un amor sin pasado, un amor de locos,
volvernos niños de alegría,
sin los estridentes gritos sin consuelo,
sin labios extendidos
con ojos abiertos sin mirar
y los besos sin amor.
Cuándo he perdido la percepción
de ti y de la llamada vida?
Cuándo caminaste tanto como nómada gitana,
sabiendo que un amor te esperaba?
Tanta locura guardada, esperando ser despierta
con esta personita que ahora llega a ser mi amada
y yo, con los años juntados y un corazón destrozado?
Aquí en tu campo de nogales
ya puedo juntar los pedazos de mi y toda la ternura que me dejó soñar
para mezclar con tu sangre y tus artilugios
de tu amor gitano...


Esa percepción de pasión que deslizan tus pausas,
en el sonido del teclado y en el intento de rasgar,
la memoria efímera para derretir el minuto constante,
arrebatado por su intensidad y el repiqueteo de dos cuerpos arando música vertical y siesta suelta.
A decir verdad si la noche es una fiesta la vida
colada en esos instantes rapta a la luna sus estrellas y las regresa a la mirada que no se piensa.
Esa, gitano amor va y vuelve porque enamorarte
es y será sublime en tu pradera.


Imagino el volumen de tu cabello,
deslizándose por la noche, dolorosa,
sincera, acuática del mar de paroxismos.
Tu mano corre mi mano invisible,
que pena que no existas, en mis armas,
en tragedia, pero te quiero en la posibilidad,
en lo no, en sueño.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.