Seydel

Continúa mi idea


Una tarde: una tarde saturada del canto de las avesrny el murmullo del viento en los árboles.rnUna tarde, la primera soleada rndespués de un largo invierno y un triste otoñornque nos hicieron dudar de la existencia de la primavera.rnEsa tarde....


con un medio sol que besaba al mar,
y la arena humillada a pies... rozaban las olas,
rozaba el viento y algún recuerdo...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.