Raul Patapalo

AMOR COMPULSO

 

Y si el amor surge entre sillas,

que me importa si el momento es descarado;

el amor que es compulso siempre brilla,

cual tormenta de deseo enmascarado.

 

Y te sientas cruzada en mis rodillas,

y te abrazas a mi cuerpo esperanzada;

es tu pecho el que late bien amada

el que hace un lecho de estas sillas.

 

Y te abrazo rodeando tu cintura,

y me muestras de tu boca el primer beso;

si te miro me embriaga tu hermosura

y tu cuerpo se hace cárcel y yo preso.

 

¿Y puede ser que tanto desatino,

se ponga en buena lid en esta silla?

Si tu cara me acaricia mi barbilla

toda tú te muestras, y adivino.

 

Te acaricio y beso la cintura.

Y te beso toda, hasta tu cuello.

Apenas, vago oigo tu resuello,

y se derriba, amor, mi compostura.

 

Y no sé si anduve presto,

abarcando de golpe con mi boca

la hermosura de tus labios, y en tu gesto

siento amarte con locura, y me sofoca.

 

Y esta mezcla de amor y de deseo,

es parte de este amor tan profesado;

quiera dios que no te vayas de mi lado,

hoy que de tu amor eterno soy confeso.

 

 

 

 

 

 

Comentarios3

  • Carlos Armijo Rosas

    benditas....sillas...

    • Raul Patapalo

      Jajaja...
      Siiii...

      • Carlos Armijo Rosas

        este...y un sofá...habría servido igual???

      • alicia perez hernandez

        Y esta mezcla de amor y de deseo,

        es parte de este amor tan profesado;

        quiera dios que no te vayas de mi lado,

        hoy que de tu amor eterno soy confeso.
        .........................................
        Infinita belleza en tus versos de un AMOR CONFESO en tu decir y sentir poético.
        saludos poeta

        • Raul Patapalo

          La gran virtud de la poesía. Si sale de dentro , cabe el amor intenso y sentirse vivo... si se da, cuando se da, casi tocas el cielo.
          Muchas gracias, Alicia, poetisa

        • Edwin Abimael Godinez Hernadez

          Wow wow escribes muy bonito amigo bendiciones!!

          • Raul Patapalo

            Muchas gracias, Edwin
            Un abrazo desde lejos



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.