Hermes Antonio Varillas Labrador

¿Qué tan coherentes somos con la solidaridad?




Solidaridad que ocultas estás
debajo de un barbijo o tapabocas,
ablanda tanto corazón de roca,
lo nuestro es clamor y necesidad.
- Hermes Varillas Labrador
#FormandoCiudadanía & #ElArcoIrisDeLosNiños


Ahora, que la vida precisa del amor,
debemos pensar que hay algunos;
que sufren, eso que llaman dolor.
De sentir pena, no se salva ninguno.
La obra de la convivencia es la paz.
La dolencia ajena, hay que atender.
Sabemos de lo que el amor es capaz;
si hay que ayudar a un otro a no caer.
Raiza N.Jiménez


Solidaridad que me has de brindar
Pensar en la existencia de igualdad
donde quienes tienen mas comparten
aquí en los andes, hasta duele respirar


Últimamente la solidaridad
ha quedado en el sótano del alma,
la gente de todo se cansa y pasa,
no intentan solidarizarse con nada.
Han aumentado los malos tratos,
la gente va agresiva, la solidaridad a la deriva,
no sé como acabará todo,
ojala el ser humano recapacite
y recuerde que la solidaridad hace y da vida.
Menos mal que aún existen seres solidarios
porque de verdad que son muy necesarios.
María Isis


La solidaridad hoy se cobija
con la sabana de la indiferencia,
se tambalea en la banalidad,
olvidando la humanidad
se cuelga al cuello la arrogancia
que sin darse cuenta
su corazón arrancia.
Porque no mejor nos ataviamos de modestia
y aligeramos la carga del prójimo
de esa manera nuestro corazón
de gozo rebozará y filantrópico
se desprenderá de la injusta acción.


Es difícil conseguir
solidaridad humana,
que la hay, la hay,
solo que habrá que encontrarla
debajo de muchas penas
que oscurecen en nostalgias,
sensibilizar el alma,
la compañía, la calma
en el pensar que no habla
pero que encuentra en la causa
de algún país oprimido
inspiración en la lucha
con humanidad hermanada
para alcanzar a los otros
conociendo poco o nada.
Lucy Quaglia


A mi me enseñaron que la solidaridad es amor,
nadie debe pedirte cuando sabes que hay dolor.
Hoy todo el mundo vive en angustia por la maldad.
Sabemos que unos tienen dinero, pero poca piedad.
Por hambre,llora el pobre y hay que darle su pan.
Muchos no pueden ni salir a hacer su afán.
Sí, hay que ser solidario con quien ayuda pide,
Ojalá,nunca tengas que pedir y qué Dios te cuide.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.