Darkness.cl

Fuiste Tú

Se abrió el abismo ante mis ojos
y su mirada se hundió en mi alma,
desnudando la roca de la yedra venenosa,
brilló el cristal en la hojarasca.

Emergieron caravanas de gaviotas,
y el oleaje de mi sombra poblada de silencios.

Me colmó el desorden de remolinos filosos
y me ahogué en las garras de un halcón majestuoso.

Sentí en mi interior el vacío más profundo y sereno,
floreció la soledad de todas mis horas,
la juventud extasiada de mi boca,
saciada de tormentas de aurora.

Brunas mariposas apartaron su refugio
de mi aliento diminuto y encendió la memoria.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.