ceciroh

El CENTRO DEL UNIVERSO


Hombre, sigue tranquilo por el camino

al fin y al cabo no tienes la culpa

te quieren y ese no es tu problema

solo diste sin querer algunas señales

necesito una mujer de verdad (pensaste)

no esas copias malas de mujeres

con las que te tropezaste en esta vida

y dijiste nunca más

sin embargo cuando la encontraste

no fuiste capaz de reconocerla

Perdiste tal vez a la única mujer capaz

de amarte

de darte todo lo que necesitas

de llenar tu abismo de soledad

pero estás demasiado lastimado

que solo sabes lastimar

como un animal herido

que no deja que se le cure las heridas

en su dolor quiere morder la mano

portadora del alivio, del bálsamo

 

Sigue tranquilo, no pasa nada

al fin y al cabo lo que les pase a otros

no te incumbe,

no eres el centro del universo,

aunque a veces estés muy cerca de serlo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.