Raul Patapalo

CONTRACORRIENTE

 

Nunca las orillas fueron al mar,

nunca la montaña a Mahoma

ni el horizonte a la mirada

ni la respuesta a los por qué.

 

El sol jamás hasta tu cara

esa que aun morena, nunca le tocará.

La ventana no irá a la corriente

ni la boca al alimento.

 

Todo se vierte del sentido;

y el sentido de las cosas

no es más que el que ves que es.

No busques la contracorriente,

en ella no existe respuesta

ni el sentido útil de las cosas.

 

El pez pequeño no come al grande

como la hormiga no mata al elefante.

La ladera no tapa a la montaña

como el fuego no hiela al agua.

 

Tú, que no eres orilla

ni montaña eres.

Que no eres respuesta

ni sol y menos aun ventana.

 

Que no eres boca

y aun menos pez,

que casi ni hormiga

y casi nada ladera o agua.

 

¿Cuál es tu juicio inconsciente

yendo en contra de las cosas?

¿Qué te aporta el sinsentido

mas allá de sufrimiento;

ese sufrimiento que aporta

el saber que nunca has sido?

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.