Saturno.

Miedo

Miedo ante el devenir de la despedida, con su tan acostumbrado pinchazo en cada fragmento de cuerpo, que devora la carne sin misericordia, y despoja el alma en un vago y sutil momento. No es más que el dolor embriagante quien sujeta al suspiro resignado, fatídico e ingenuo ante el mañana.

Espera impaciente en velo de dicha por roces cálidos, por el furtivo encuentro de miradas que estremecieron al inolvidable atardecer de aquel recuerdo. Así, las promesas evocan a un corazón gélido pero valeroso, oculto tras máscaras de roca que han engañado a su inherente esencia desbordada en delicadeza.

Anhela eternidad perpetua, en donde tome la mano del astro amado, y sin temor u olvido, desvanezca al tiempo, enfurecido por arrebatarle su ambigua existencia.

Comentarios3

  • Augusto Fleid

    Una propuesta interesante donde el sentimiento se desenvuelve por si sólo en cada palabra muy bueno

    • Saturno.

      ¡Muchas gracias por leerme!

    • Raiza N. Jiménez E.

      Complejo, así son los sentimientos sin prisa y sin reglas.
      Interesante..me gustó. Gracias.

      • Saturno.

        Totalmente de acuerdo.
        Gracias a ti, Raiza.

        • Raiza N. Jiménez E.

          A ti por compartir.Saludos.

        • Lindemann

          El miedo del hombre es no saber controlar a su bestia, y así mismo se cubre bajo una máscara de delicadeza.
          Sus palabras son increíblemente fascinantes que inspiran ¡Hace magia!



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.