IVAN DE NERVAL

LA POESÍA ESTÚPIDA

Y escucho a Lou Reed,

ya sabéis lo que se un viaje

de una hipodérmica a través de una vena.

All right ¡¡¡,

todo es perfecto

como la ostia en la comunión,

comer una luna llena

con sabor a un sol plenipotente,

es la ostia

cabalgar en un caballo de madera

decapitando girasoles en primavera

mientras María

vende su himen a Dios

a cambio de un hijo crucificado.

La hierba envenenada

jamás matará a los estúpidos

porque de ellos será el reino

de los rumiantes que comen versos

como hamburguesas con Ketchup.

La Poesía es un cadáver

de un lirio azul celeste

en una botella de whisky vacía,

las vísceras de un cerdo

en una galería de arte.

Ni más ni menos que un suicidio,

que un disparo en la boca

de un hipopótamo,

que una violación de Ted Bundy

en su escarabajo de color marrón.

¡Matar, amar, morir,

no hay salvación !

Escucho  Nick Caves

mientras me cuelo en un tren

hacia el oeste 

donde Billy, el Niño

y Judas Escariote

juegan al póker

apostando sus poemas

en el vagón sin destino.

No soy judío ni un puto nazi

pero sin sangre derramada

la Poesía es la cabeza

de un rey absurdo y sempiterno.

Adoro los rizos de María Antonieta

y el verdugo de Robespierre.

Suena Marylin Manson  

en un puto tocadiscos.                                  

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • Alfredo Saez

    ¡Qué poema fuerte para tanta humana debilidad!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.