Sunny Starr

Tú no eres mi captor

Años han pasado desde que nos conocimos. 

Muchas situaciones hemos vivido. 

Romance tras romance yo he tenido. Y tú a mi lado. Siempre. Escuchando. Viéndome volar y regresar, recibiéndome en tus manos. Curando mis heridas pero sin enjaularme ni atarme, ni nada. Dejandome siempre libre para de nuevo volar. 

Y encuentro tantos mundos maravillosos, que tengo que regresar a contarte! Yo emocionada! Tú atento.

Yo feliz conociendo sabores. Fuentes frescas, ricos frutos que me dan. 

 

Hasta que una vez en una jaula me metí. Pensando que iba a ser feliz. Pero no fue así. Aunque un nido mullido había. Aunque me brindaban calor otras alas, pequeños besitos de amor. Aunque todo eso tenía, me di cuenta de que ya no podía volar. 

Y ya no cantaba. 

Ya no había diferentes frutos para mi paladar. Ya no había más fuentes, ni flores, ni aromas ...  

Unas veces pude escapar. Y llegar hacia ti. Tú viste que yo no era feliz. Y me ayudaste para de esa jaula definitivamente salir. 

Y lo hice!

Lo hice gracias a ti! 

Y volví ... Volví a tu lado. 

Porque no eres mi captor. 

Tú solamente me amas. Y yo también te amo. Me dejas volar ... pero yo regreso a ti. Porque soy tuya. 

Si amas algo ... Dejalo ir. 

Si regresa, es tuyo. Si no, nunca lo fue. 

Comentarios1

  • Eduh Siqueiros

    confianza y consolidación.

    saluditos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.