Haz Ámbar

Es en la nohe

   Es en la noche

de mis palabras

la sinrazón

mía dolorosa,

me sobran tantas

que yo no doy

para decirlas todas...

La ensoñación

del sol me aborda.

No es buena cosa

pero es mejor

que opción

cualquiera otra:

sé lo que soy

si no me cortan;

en esto aborto

de inspiraciones

(tú ponme a prueba

contra mí propio).

Me sangran bocas,

debajo estoy ya

de los trastornos

si soy historia,

bueno, hasta pronto;

la despedida

un beso es poco.

Entre resquicios 

observador...

Sin desperdicio

el que esté yo ahora.

Si esto es vicio,

lo que más me droga...

No existe inicio

ni pararlo ya

aún sería posible,

don enfermizo

que me vuelve un triste

si es que es por mí

lo que se dice

que incompatible

con el ser feliz

ya por deslices

que me dio la vida, 

ya qué seguir...

El infinito

me puso aquí

en el mismo sitio 

donde nunca estuve

si no en la nube

descubriendo un núcleo

para todo esto

sin ningún sentido

salvo solo el único

que darle pude

en un arrebato 

muy de los míos.

Yo no tengo amigos,

solo algunos hice

persiguiendo el límite

hasta lo imposible

pronto ver cumplirse

porque yo lo dije

en un momento

así...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.