Bohemio Mexicano

“Una despedida amorosa” (+ 18)



“Una despedida amorosa”

 

Que fácil hubiera sido
el pedir que te quedaras,
pero el hubiera no existe
y sin más de mí te fuiste
no sin antes me culparas.

 

Que el causante siempre fui
de tus mayores carencias,
pues mereces lo mejor
y eso no lo da el amor
a quien gusta de opulencias.

Y portal fue tu exigencia
que te cubriera de alhajas,
pues te gustaba viajar
y el dinero derrochar
sin mí porque te rebajas.

 

Y siempre fue tu amenaza
que con otro tú te irías,
pues muchos te cortejaban
y que a todos les sobraban
riquezas que merecías.

 

Me humillabas todo el día
y de noche me evitabas,
yo te llenaba de flores
e ignorando a mis amores
tú tan solo me pisabas.

 

Pero al fin reflexioné
lo que a cambio tú me dabas,
lo que te hacía valer
si te he visto envejecer
y siempre me amenazabas.

¡Me voy!, volviste a decir
y esta vez no te detuve,
sin duda te sigo amando
mas me estaba torturando
y no alcanzaba a la nube.

 

Porque te miraba en lo alto
y postrada en un altar,
pero te dejé partir
no sin antes sonreír
pues ya me iba a liberar.

 

Y para ya no abundar
lo digo aunque me taladre,
no pedí que te quedaras
y preferí te largaras...
sola... ¡A chingar a tu madre!

 

Esta historia es verdadera...
puede pasarle a cualquiera.

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.