ubik

HOPPER O EL JARDÍN DE LAS CARIÁTIDES

Cuando la venda de la brisa 

cubra los oídos de apariciones

el deseo morfinómano será 

 un velo de centellas 

indicando la última estación del verano

 

eres promesa de fauces

que cruzan la vorágine oceánica 

sin la estéril bondad de los labios

sobre una arquitectura exquisita

de latidos fúnebres

 

como lujuriosos horizontes

que el ojo derriba

las respiraciones encontradas 

moran en un pétalo airado

cuya cerradura hostil persevera

sepultando primaveras 

de infiel antigüedad

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.