Pyck05

LA LUZ DEL MUNDO...

La luz del mundo
se enciende cada noche
con las estrellas.

Son como velas,
luciérnagas pequeñas,
en la distancia.

Por eso el sol
se marcha y nos regala
su compañía.

Pero la luna
también quiere, en la noche
estar presente.

Deja su imagen
en un marco de plata,
subyugador.

Con luz potente,
repleta de sonrisas
y de caricias.

Luz para el mundo,
pregonan las estrellas,
como la luna.

Y mientras tanto,
el mundo, sorprendido,
no reacciona.

Sigue perdido.
Su Torre de Babel
se desmorona.

Rafael Sánchez Ortega ©
07/10/20

Hoy el tema intenta ser sobre la luz del cielo, las estrellas y la luna, todas en su estilo y fuerza, como velitas escapadas de algún cuento las primeras, y como esa fanal con cara de plata la segunda, siempre tan cercana y llena de cariño. Abajo la tierra con su luz azulada, quizás carente y caduca, como la del sol que se escapa al terminar el día. Sin embargo es posible que la luz del mundo esté ensombrecida porque aún siga pensando en cómo solucionar su eterno problema en aquella Torre de Babel que intentó construír para llegar hasta el cielo y se quedó, como no podía ser de otra forma, en un "maldito sueño", del que le cuesta despertar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.