zeda del rey

Hábito

En días como éste sacudo el hábito.

Es el justo sentimiento que no consigo desprender

cómo querer aprender a perder  

si tan solo el ego fuera fácil de comer.

Es este día, idéntico pero peculiar.  

que me siento capaz de conocer la paz  

pero, ¿quien soy? Si no alguien más

en el lugar que habito.  

Es algo tan simple como lo es un hábito  

juzgo a la ruptura, porqué sé algo.    

 

Más tarde que temprano  

sigo sin encontrar la paz...  

a mi camino inextricable  

solo en lenguaje lo descifro.    

Y así como la costumbre no me deja estar en paz  

sospecho que este mundo es el tanteo de algún brujo.    

pero ¿que prueba o cargo puedo demostrar?  

No me seguirán aun estando extraviados.  

Un sendero voluble a la verdad  

o el confiable salmo de un extraño.  



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.