Raúl Carreras

Adicto

Me aficioné al perfume de tu cuerpo,
a la grácil visión de tu silueta,
a tu pecho desnudo,
a la húmeda caricia de tu lengua.

Fui devoto de tus ardientes besos,
de tu abrazo de seda,
del calor que manaba de tu piel,
del delicado tacto de tus yemas.

Me atraía tu juvenil frescura,
tu risa pizpireta,
me sentía propenso a la locura
de sentir la efusión de tu entrepierna.

Y al instante todo eso se esfumó,
la imagen y la idea,
me convertí en adicto sin su droga,
en Paris sin su Helena.

Comentarios4

  • Augusto Fleid

    Esbelto y romántico toqué que obtiene sus versos muy bello

    • Raúl Carreras

      Muy agradecido por tus palabras, Augusto.

    • Josue Arisai Son

      Me parece una evocación que sale de la experiencia misma. Sin ficción. Sin ironía. Felicidades gusto de leerte Raul

      • Raúl Carreras

        Así es, Josué. Creo que gran parte de la poesía que escribimos es en cierta forma autobiográfica, que refleja sentimientos, vivencias e imágenes propias.
        Aquí hay mucho de eso.

        Un saludo.

      • Martha patricia B

        Sutil y delicioso. Me encantó como pocos en el tema erotico, que algunos lo espresan muy crudo. Bravo 👏

        • Raúl Carreras

          Muchas gracias, Martha. Intento que hasta los detalles más crudos, como tu los llamas, sean tratados con sutileza pero sin perder esa imagen erótica.
          Un saludo.

        • marta CARMEEN

          Tragico y sutil.agradabel leerte. Me recordo "cuando encuentres al amor
          no dobles nunca tus rodillas,
          porque su trampa es la ilusión y
          hechicero con pociones mágicas.

          • Raúl Carreras

            Muchas gracias por tus palabras, Marta. Un placer que te guste.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.