Pyck05

DI, CORAZÓN...

Di, corazón,
aquello que se esconde
tras tus latidos.

Di lo que guardas.
No temas nos asuste
su contenido.

Si así lo hicieras
veríamos el mundo
de otra manera.

Porque los niños
precisan de respuestas
a sus preguntas.

También los hombres
precisan a los niños
que un día fueron.

De esta manera
serán los corazones
como unos lazos.

Ellos reúnen
edades y recuerdos
celosamente.

Igual que guardan
el néctar de la vida
que hemos vivido.

¡Di, corazón...!
Despeja nuestras dudas
y abre tu puerta.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/10/20

Esta vez es la pregunta que muchas veces le hemos realizado al corazón que llevamos dentro, para que nos aclare alguna duda existencial o sentimental que podemos tener. Lo que ocurre es que el corazón no habla y si lo hace es de una manera tan silente y callada que solamente le puede escuchar el alma. Así, entre los dos, se intercambian mensajes, ríen y lloran, y solo nos dejan ver un poquito de ese néctar delicioso que guardan en el pecho.

Comentarios1

  • Augusto Fleid

    Épico poema se desenvuelve con ingenio y naturalidad sobre cada verso es más que bello hermoso poema Pycko

    • Pyck05

      Gracias Augusto.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.