IVAN DE NERVAL

ME MORIRE UNA TARDE DE OTOÑO

 

Me moriré una tarde de otoño

 en un páramo de un pueblo perdido,

 soplará el viento en mi rostro

 y se posarán en mi pecho los mirlos.

 A mi lado los impávidos olmos

 velarán mi postrero latido,

 la hojarasca caerá en mis poros

 como un sudario de aire herido.

 Me moriré una tarde de otoño

 a la hora que mueren los lirios,

 helará mi piel el calostro

 de una escarcha de gélido vidrio.

 Graznarán los cuervos en coro,

 trazando en el cielo su círculos,

 cárdenos centinelas de mis despojos,

 armados con garras y torvos picos.

 Vendrá la sombra con brumas al hombro,

 vendrá la niebla con dedos albinos

 a palpar mi cuerpo en estricto abandono

 sobre un árido lecho de pedrusco y rocío.

 Serán mis labios de tus besos, abrojos,

 será mi aliento un suspiro sin brío,

 será mi voz un lenguaje en escombros,

 será mi boca un extremado vacío.

 Vibrarán los campos con sus ceras de oro,

 con sus espigas en llama, vellocinos de trigo,

 seguirá en el álamo con sus trinos el tordo

 y las párvulas ocas adornando los ríos.

 Brillarán las estrellas con sus cuernos de toro

 embistiendo a la noche aromada de mirto,

 danzará el amor con desvelos e insomnios

 como eje de un mundo que da vueltas y giros.

 Treparán los rosales por el vientre del orto,

 besarán los crepúsculos horizontes corintos,

 y mi pobre cadáver en un vil territorio,

 lejos, muy lejos de ti, de mi ámbito antiguo.

 Me moriré una tarde de otoño

 bajo un cielo de plomo, un octubre cobrizo,

 en un calvero desnudo, a la vera del polvo,

 donde triunfa la Muerte con su naipe legítimo.

 Partiré sin aplausos, sin el duelo o el lloro,

 se hundirán  mis poemas en el mar del olvido,

 montaré sobre Bóreas en mi último soplo

 y al llegar al Leteo me dará su bautismo;

 pero desprenderme de ti es tarea de un loco

 pues, a pesar de la Muerte, te amaré, amor mío.

 Me moriré una tarde de otoño,

 mi pupila se clavará en el infinito,

 me temblará una lágrima en el borde del ojo

 y será el último verso que se escriba en mi libro.

Comentarios14

  • -JOMAB-

    Me siento muy identificado con tu poema, triste pero a la vez hermoso y con mucho sentimiento. Un placer leer tan emotivos versos. Aunque espero que pasen aún muchos años antes de que suceda eso.

  • Alfredo Saez

    Bellísimo el panteísmo poético en la danza ritual que pone a tantos seres en homocentrismo orbitando la máxima experiencia de la Vida,su conclusión.Conmovedora la construcción del "yo lírico" y toda su mensajería.

  • JaimeBM

    Magníficos versos. Saludos poeta.

  • Jordina

    Guau, qué pedazo de elaboración te has dado con esta obra! Magistral, bellas letras que son reminiscencias de la literatura contemporánea.
    Felicitaciones, amigo!

  • Bambú

    Da gusto leer buenos poemas. Enhorabuena, bonito romance.

  • 🎗LuIs AngeL

    Serán mis labios de tus besos, abrojos,
    será mi aliento un suspiro sin brío,
    será mi voz un lenguaje en escombros,
    será mi boca un extremado vacío.

    👍👍👍

  • Violeta

    Camine por tus letras.
    sentí esa hermosura
    y las tristeza me
    cubrió de tu nobleza.

  • Augusto Fleid

    Maquiavélico y elegante poema dónde se fusiona la nostalgia y el romance

  • Lincol

    Excelente escrito que de alguna manera me trae a la mente al gran César Vallejo con su escrito... Me moriré en París.

    Saludos cordiales a la distancia.

  • borealara

    Lindas letras...Me moriré una tarde de otoño

    bajo un cielo de plomo, un octubre cobrizo,

    en un calvero desnudo, a la vera del polvo,

    donde triunfa la Muerte con su naipe legítimo.

    Partiré sin aplausos, sin el duelo o el lloro,

    se hundirán mis poemas en el mar del olvido,

    montaré sobre Bóreas en mi último soplo

    y al llegar al Leteo me dará su bautism

  • María Isis

    Me ha gustado mucho tu poema, es intenso, hermoso y quizás moriremos en una tarde otoñal..
    Oh, te ha quedado genial.
    Un saludo cordial

  • bonifacio

    Siempre genial y aún más con tu retorno con esta reminiscencia de tu muerte en un día de otoño.Creo que voy para lo mismo ,tocando los tacones de tu gran maestría.Cuando uno reaparece después de varios años llegan como margaritas a leerte este epitafio tan bueno y tan fecundo.
    Un abrazo fraterno y bienvenido
    Boni

    • IVAN DE NERVAL

      Gracias Boni, es un placer y honor reencontrarme contigo luego de varios años. Me alegra que sigas enamorando a nuestra musa que es la POESÍA. Recibe un enorme abrazo.

    • Ortunyo

      Excelso poema....
      Gracias por compartirlo...
      Espero que todo esto tarde mucho...pero mucho tiempo en pasar.
      Un abrazo

    • Carlos Hector Alvarez

      Hermoso poema, me hizo recordar a César Vallejo "¿Me moriré en Paris -y no me corro?-, tal vez un jueves, como es hoy de otoño" y a Neruda, " y éstos sean, los últimos versos que yo le escribo" Un gran abrazo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.