Ortunyo

El frio de Isolda



 

El frio de Isolda

(y de Guiennevere, y de tantas otras)

 

Prologo:

Hombres, no hay mejor compañera de vida que una mujer verdaderamente libre.

Mujeres que de una vez y para siempre pasen de ser objetos deseados, a ser... mujeres deseantes.

 

*******************

 

Desde que Tristán se fue…Isolda teje el frio en la vereda de Tintagel.

Desde que Lanzarote marchó... Guiennevere calma el estío con sus lágrimas de invierno

 

E Isolda se aleja del dolor.

E Isolda se funde en las olas bajo el amor y el coral.

 

Guiennevere en el jardín…

Regando azucenas, el frio se hace el destilado perfecto.

El frio de Isolda, amanecida Isolda, sin heridas de cuchillas.

 

El “mabinogi” habla de la osa polar,

de acercarse hasta el jardín de las hojas muertas de Tintagel,

donde el frio de Isolda se hace región de la vida.

 

Las cuatro esquinas de la montaña blanca se hacen nostalgias,

de vida y de visión inmaculada.

El rey Marke muere de celos al acercarse a Isolda…de amor y de dicha…y de frio intemporal.

 

Guiennevere, escribe cartas que nadie recibirá.

Guiennevere es tácita con la vida que arroja su sombrío destino.

Guiennevere, se desliza en los sueños de Isolda y la hace cómplice de consuelo.

Guiennevere es el espejo de Isolda cuando llega el amor en invierno...cuando todos los Tristán y Lanzarotes de la vida de la mujer parecen vivir en la nube de sus sueños.

 

Autoría: Ortunyo

(texto registrado)

 

Comentarios1

  • Ortunyo

    La imagen pertenece a ún lienzo de Salvador Dalí "Tristán e Isolda".



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.