Trastorno Natural.

-De noche.


Escribo de noche lo que en la aurora no pude decir,
Leo los días y entiendo lo que puedo percibir.
Es mágico cuando las pocas estrellas están alineadas
Me recuerda al cosmos y la hermosura que guarda esta.

La luna solo deja de brillar cuando el sol se interpone
Y estamos presos en el eterno vacío del ''se supone''
Dejamos de sonreír cuando esa es nuestra fuente de vida
Pero lloramos cuando caen las estrellas y el cielo no brilla.

Un poema de más, rimas que quizás nunca entonarán
El corazón puesto en una punta de carbón
Hizo que el camino sea como una canción
Y que en el coro nuestras nuestras almas se tocaran.

Mil demonios sin ninguna razón
Hicieron del sabio un triste mentor
Pero perdió el gusto de la sazón
De lo que hoy llamamos expresión.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.