Amigo de la luna

LOCO AMOR

Mis manos desbocadas buscaban tus rincones

Tu boca aprisionaba mi lengua entre tus dientes

Tu cuerpo sudoroso reclamaba mis besos

Mi lengua, con destreza devoraba tus poros

Yo murmuré despacio, un “te amo”, al oído,

Tu voz entrecortada me contestó lo mismo.

Tu corazón y el mío eran potros salvajes

Queriendo inútilmente salir de nuestros pechos.

Tú gemías quedamente, exhalando placeres.

Por fin los dos caímos en un sopor divino

Saboreando los besos mutuos de nuestro amor,

Yo quedé aprisionado en medio de tus piernas.

Nuestros cuerpos yacían en el lecho, tendidos,

Sin fuerzas, extenuados por el amor vivido.

Fue una noche completa de amor y de delirio

Que recuerdos hermosos vivimos esa noche

De un amor desbordante, de una pasión sin par.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.