donrevis

MAS, TODO ESTÁ DONDE DEBE

MAS, TODO ESTÁ DONDE DEBE

Y a pesar de las tristes circunstancias,

están todas las cosas donde deben;

el agua está en el río, donde beben

el ave y el venado, las acacias,

disfrutando del cielo cuando llueve,

 

la lágrima, en los ojos del que sufre

o el que sabe mirar el sufrimiento,

la tierra, se mantiene en movimiento

a pesar de este horrible olor a azufre,

y las hojas, se mueven con el viento.

 

Hoy, los niños se empeñan en ser niños,

a pesar de pesares y tristezas,

y la rosa mantiene su belleza,

con tozudez, brindando un sutil guiño

a la vida y a la naturaleza.

 

Volvieron golondrinas y cigüeñas

huyendo del frío de otros lares,

como huyen los migrantes de avatares,

buscando perspectivas halagüeñas

que aseguren su vida y sus hogares.

 

Los campos reverdecen nuevamente,

verano, otoño, invierno y primavera,

se suceden en su habitual carrera,

y la vida navega firmemente,

a pesar que la muerte es más certera.

 

Pero sí que han mutado algunas cosas,

ahora nos cuesta más reconocerlas,

aunque una perla, donde vaya, es perla,

siempre se mantendrá pura y hermosa

y causará la admiración al verla.

 

………………………………………………

 

Se ha escapado la sonrisa de tus labios,

saltó al salón de baile de tus ojos,

escapando de trabas y cerrojos

y haciéndolos más doctos y más sabios,

los limpió de tristezas y de abrojos.

 

Y allá, donde habitaban tus caricias,

sólo queda una pieza abandonada;

se mudaron a vivir en tu mirada

y llenaron tus ojos de delicias

que se derraman desde la alborada.

 

Y tu beso, de tela encarcelado,

reside desde ahora en tus pupilas,

que desde allí no hay nada que le impida

volar hasta los ojos de tu amado

a mitigar y taponar su herida.

 

Y es que el abrazo, la caricia, el beso,

aunque les cueste, encontrarán camino,

por llegar a su amor, a su destino,

por mucha cárcel que los tenga presos

a llevarle el dorado vellocino.

 

Jose Cruz Sainz Alvarez                           

 

Comentarios2

  • Willie Moreno

    Hoy, los niños se empeñan en ser niños,

    a pesar de pesares y tristezas,

    y la rosa mantiene su belleza,

    con tozudez, brindando un sutil guiño

    a la vida y a la naturaleza...

    Lo bueno de ser niño, jugar e ignorar los tiempos obscuros, solo diversión. Y la naturaleza que a pesar de todo continúa dando todo de sí valga la redundancia.

    Saludos, muy bonito escrito... Gracias por compartirlo.

  • donrevis

    Gracias Willie

    Un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.