DRM

Fausto.

Ayer sentado sin poder escribir un verso,
Escuche su voz me dijo: tu que estas inmerso
En querer retratar cada detalle del universo,
Pero no encuentras las palabras que vayan,
Las musas vienen a ti. Pero al final callan,
Y ahí te quedas frustrado atrapado en la presión.
Le conteste: es mas cómoda mi prisión
Que esa que quieres vender, aquí hay emoción,
Allá hay tentación, lujos y egoísmo pero le falta alma,
Se le formó una sonrisa y con una oscura calma
Me contestó: ¿de que sirve el alma? si nadie la nota,
De que sirve darla si prefieren el vacío
Del vició, si solo buscan su propio beneficio,
Quieres hablar un idioma que ya nadie entiende,
Vende aire y lo comprarán ya nadie sabe que es real,
Es mejor aparentar, que soltar algo que nadie quiere escuchar,
Le dije: Todos sentimos habrá alguien que me entienda,
Que en sus ojos no lleven una venda,
El riendo dijo: hay pobre de ti ahora el mundo es puro odio,
Prefieren recibir un bodrio que los haga olvidar,
Que algo que los haga reflexionar, para ellos es mejor aparentar.
Y así fue como el diablo con lujos y fama convenció a fausto.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.