Sunny Starr

Amantes siempre

Seremos amantes siempre. 

Yo estoy feliz de tenerte.

De tener tus besos.

De sentir tus caricias. 

De provocar tu fuego. 

 

Yo encantada al abrazarte. 

Fascinada con tu boca. 

Enloquecida con tu cuerpo. 

Y tú derritiendo mis adentros. 

 

Ambos entregados por completo.

En la oscuridad. En tu lecho. 

Mis ojos recorriendo tu rostro. 

Y mi cuerpo recibiendo tu pasión. 

 

Tu pasión guardada. 

Tus besos que estaban congelados.

Tus caricias escondidas. 

La tibieza de tu piel. 

 

Y yo... Yo encantada con tu boca. 

Enloquecida con tu cuerpo. 

Derritiendome con tus ganas. 

 

E ilusionada. 

Pensando que seremos amantes siempre. 

Que pasarán los días.

Cambiarán las estaciones. 

Y aún así, tu y yo seguiremos entregados. 

 

Pero eres un hombre ocupado. 

Con la mente en otro lado. 

Con trabajo y más trabajo. 

 

Y yo te observo. 

En silencio por segundos te contemplo. 

¡Eres tan bello! 

Tan bello y eres mío. 

 

Mío de vez en cuando. 

 

Cuando volteas a un lado y ves que estoy ahí. Ahí para ti. Y me sonríes. Tus ojos lindos me miran y te sonrojas. Hablamos un poco. Y me alejo. 

 

Continuas trabajando.

Y yo ... Por segundos te contemplo. 

 

Y también quisiera, cariño mío, poder estar contigo cada noche. En la tibieza de tu lecho. 

Así como alguna vez me lo has pedido. 

Mas no puedo. De casa yo no puedo escaparme. Perdoname, lo siento. 

 

Pero te pienso. 

Tú habitas ya en mi pensamiento. Mi cuerpo todo sabe que eres su dueño. Y que pronto disfrutaré de tu ser entero. 

 

Y así pasarán los días, semanas tal vez. Sin que podamos entregarnos.

De vez en cuando sólo platicando. 

Besándonos sólo con la mirada. A veces invitando al silencio y ahogando nuestro deseo en un suspiro.

 

Pero pronto. 

Pronto algún día. 

O mejor dicho:

Alguna noche, será nuestra. 

 

Seré tuya.

Serás mío.

 

Seremos amantes siempre. 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.