migreriana

El amor y la gitana

Ese amor que buscas y te interpela,

Te nacen las mariposas en el cuerpo,

y entonces te dejas de atrapar para bailar.

Su instante añora el cruce, la intersecciòn,

porque viste el sol entre tus brazos,

porque lo sabìas de punta a punta,

te incendiaba el alma y esa hoguera

acogedora cegaba el mundo... Y vos como yo,

podìamos reinventar el impacto en que la rutina,

mete su hocico en las llamas, se quema en la mirada.

 

Ese amor que renace en cada pausa y se vuelve remolino,

vendaval de arena y olas , surtidor de hilos de agua,

en tu piel de gitana y en las curvas traviesas que con sus manos

tejen la mañana y rompen el radar de los años.

Ese es el amor,amor, amor, amor vivaz, amor gitano

de varias vidas que se anudan en la playa y sostienen un discurso,

un jadeo enamorado y  sus palabras se incrustan en el deseo

y como sè yo amor, amor, amor gigante como tu cielo

  si te veo, me pierdo en tu cuerpo y dejo mi ego en tu magia,

porque soy tuya, no veo màs que tù y mi loca sed que gana.

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.