Ron Alphonso

Amanecer cincuenta

Amanecer cincuenta

Cincuenta... que son, sin cuenta.
La montaña Rusa de la vida,
en todo su esplendor.

Hay días eternos,
que pasan y pasan cosas y no terminan
y otros cortos en que la efímera felicidad,
nos visita y se aleja con su risita burlona...

Cincuenta días más cerca que nunca de ti, haciendo lo que te pedí un día que no hicieras, recuerdas que te pusiste a llorar,
te dije: si algún día quedo dependiente de ti,
no gastes dinero en penicilinas,
dile a Paco, el pecoso, que me meta un balazo.

Lejos estaba en mi, pensar
que te tendría que ver...
agónica en mis brazos
y pelear hasta con Dios por ti.

Cada día tuyo,
es una bendición para mi,
no hay cansancio,
ni pereza,
ni artrosis hallux...
que me detengan en mi cotidiano peregrinar.

Se afianzó más mi amor por ti,
ya sabes que eres la "prójima" que mas amo, recuerdas que te reías cuando te lo decía...

Hoy conté tus pequitas...
y justo fueron cincuenta,
una por cada día,
te dije: si duramos mas tiempo acá,
ya no serás mi Monita,
sino mi Negrita y sonreiste,
aún tienes el amor de reir de mis bobadas.

Monita o Negrita, que más da si estás a mi lado.

Ron Alphonso
13 de febrero 2021

Comentarios1

  • librarian

    felicidades por sus amaneceres!!, brindo por ustedes



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.