pedro barrios

Reflexiones frente a la chimenea


Qué ironías tiene la vida,
aquí estoy, sentado frente a la chimenea
en mi soledad, veo pasar la vida mía
que errada estabas tú al sentirte fea
tus hermosos ojos clavados en mi alma
me recuerdan lo importante de tu compañía
tengo lágrima en la risa, apuro en la calma
Sólo le pido al cielo, que te llene de alegrías
y que borre de tu recuerdo lo malo, lo adverso
mientras me tomo una copa de sangía


Mientras el necesario calor
y la alegría de las llamas;
te hagan receptivo al amor,
haz dibujos con las flamas,
que eso apartas el resquemor.
Evoca esos momentos con ella
y empieza a buscar su estrella.


Frente a la chimenea
Recordando lo que pudo ser
Infranqueables muros quebradizos.
Macizos sueños que fueron
Cuesta abajo, bajo el paragua
Cae la llovizna.
Grazna los cuernos
En este entorno oscuro
Dónde tras los muros
Un alguien se queda mudo
Ante los golpes de la vida.


Siempre he soñado con tener una chimenea,
y frente al crepitar del fuego hermoso
reflexionar en gordo sobre todas las cosas
que nos suceden en la vida.
Pero no tengo ese fuego de hogar,
pero si me pongo a reflexionar
frente a la estufa moderna,
esa que es eléctrica, y pienso,
y reflexiono en silencio.
Ah, pero me gustaría tener una chimenea,
y meditar mirando el baile del fuego,
que ese sería un hermoso sueño,
convertido ya en realidad como es mi deseo.
María Isis



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.