marta CARMEEN

ENTRE TUS PIERNAS

Me pregunto si quizás, ya estoy sintiendo miedo

como en aquellas antiguas noches de invierno.

Pero con el resplandor d la niebla en el farol, 

vuelvo a fabricar colores y salgo buscarte.

Siempre te pienso sentada en el anden de una habituación.

esperando desnuda atravesar el pàramo de cualquier noche

viajando en la penumbra de un tren, sin reposo.

Te veo fumando un cigarrillo negro,altiva y desolada.

Un whisky con hielo entre las manos y entre tus piernas un mundo

sin mas valor que el dolor d la carne y la ausencia programada del amor

compensad con monedas.

                                                                       Martina.

 

Comentarios1

  • Raúl Carreras

    Duro y desgarrador, me recordó a este soneto que creo que trata el mismo tema:

    ¿Qué son esos cuchillos que se clavan
    en mis ojos, si no haces de neón
    que abruman palpitantes mi visión
    y a los iris vidriosos los socavan?

    ¿Y esos flases de color, que depravan
    el latir pasional del corazón,
    resplandores que nublan la razón
    cegando los ensueños que la gravan?

    Son tétricos reflejos de la noche,
    deslumbrantes iconos del derroche,
    los arpegios de espectros del amor.

    El filo de puñales luminosos,
    de melifluos burdeles del dolor,
    donde alegres pernoctan los viciosos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.