Roberto V

Eros

 

Pequeña ojiva guardada
custodios son los hoyuelos
de tus muslos
Rosa pálida teñida de púrpura
en el dulce romance con mi boca

Tengo mi mente ardiendo
de deseos indecentes
Innombrables muchos de ellos
Si Tú aceptas, suelto sobre ti
todos los lobos que me devoran
Todos ellos serán tuyos cuando
liberes la loba que reprimes

Beso la luna, centro de tu vientre
custodio que le entrega la llave
del tesoro a mi lábil lengua
Entre tus piernas gloriosa humedad
encerrada por mis labios hasta
hacerse raudal de placer en el orgasmo

Dos cuerpos oscuros
bañados por la noche
húmedos y sudorosos
Dos cuerpo explorando
las manos liberadas
y tu boca sofocando el
fuego de mi pubis
y tu sexo lluvia impúdica
en mi boca

Su boca concupiscente
cercando el tulipán entre sus labios
Mi lengua esculcando laboriosamente
entre su sexo
Sus manos sujetando mi rostro
las mías avivando el fuego del deseo
El azote del orgasmo nos impele
la noche se llena gemidos y suspiros

Un hombre y una mujer
envueltos en amor son
dos adolescentes que
no pueden dejar de sonreír
Un hombre y una mujer
envueltos en pasión son
dos animales oliendo y
bebiendo el deseo que
brota en cualquier lugar

#PoetaUrbano

Comentarios1

  • KORO

    ...noche de lunas altas



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.