Rafael Perez Ortola

VESTIMENTAS

Se puede elegir, es cierto;

Del desnudo al gran abrigo.

 

No es lo esencial el ropaje,

Aunque deviene expresivo.

 

 El vestir enseña raudo,

Sobrepasa el disimulo.

 

Figurado o verdadero,

Mostrarse desnudo puede

Soslayar sus intenciones,

Sus tretas son manifiestas.

 

A más de uno le observamos

Con harapos de alimaña

Sin aires de adecentarse.

 

También lucen los excesos

Centrados en los ropajes,

Pero escasos de equipaje

En sus callados adentros.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.