Fernando Endara

OH DIVINA MUJER

Siento tus caricias sin siquiera ver tu rostro,

imagino tu sonrisa como cascabeles encendidos,

tu aliento relumbrante  en cada nuevo preludio,

percibo tus cabellos desprendidos como vértices nerviosos de una ola


Envuelto esta tu cuerpo en nubes de ingenuo dulzor,
por eso te digo a viva voz, mujer sublime,

pura cual la aurora, bella más allá del sempiterno cielo,

grande cual las brisas puras de la fresca tarde.

 

Dulce blanda y celestial figura,

apacibles serán tus besos, cual la miel de ambrosía,

amaré su cuerpo y entonces amaré su alma.


Se que estás a media luz como un caracol entumecido,
seguro arde la primavera  en tu corazón,
solo ahí anida la ilusoria certeza de un sereno reposo.

Comentarios2

  • Augusto Fleid

    Magníficas palabras y que que creatividad colega

    • Fernando Endara

      gracias mi gran amigo poeta

    • alicia perez hernandez

      Dulce blanda y celestial figura,

      apacibles serán tus besos, cual la miel de ambrosía,

      amaré su cuerpo y entonces amaré su alma.
      .......................................
      Hermosos de preciosos versos bañados de Luz y CELESTIAL FIGURA, en tu decir y sentir poético.
      Saludos poeta

      • Fernando Endara

        gracias mi bella poeta, saludos, abrazos



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.