Marcelo López Lara

Las cuatro patas

Me acompañas todo un largo día
pero no quiero seas rutina
subes y bajas tal serpentina
giras hasta dañar mis rodillas.

Eres cómplice pues todo miras
no estás en un rincón escondida
y sientes mis ligeras movidas
sosteniéndome toda una vida.

Creo, mejor te veo mañana
hoy ya me cansé de publicar
y creo tú también de aguantar
gracias por otro día de amar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.