Ludvaldo

PALOMA (soneto)

La nieve que en las altas cordilleras

las cumbres emblanquece nunca brilla

al Sol como deslumbra mi chiquilla

por obra de sus gracias hechiceras.  

 

Al astro cuyo fuego en las fronteras 

del día es tan hermoso siempre humilla

no mas que con mirar mi cervatilla,

que sabe encandilar de mil maneras.  

 

Al cisne y a la rosa y al diamante

e incluso al gran rebaño rutilante

del cielo de la noche en hermosura  

 

supera mi Paloma con holgura, 

y no lo negará quien un instante

de verla haya tenido la ventura.  

 

Osvaldo de Luis

Comentarios1

  • pedro barrios

    Muy bonito soneto poeta, gracias por compartirlo

    • Ludvaldo

      Muchas gracias y un saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.