Necrofagotimes

Arquitecturas del Deseo XI.- 28/01/2021.-

Vas cubriéndote de una parra que transparenta

Tus límites, tus profundidades,

Tus antojos de rey romano.

Voy sembrando memoriosas constelaciones

Entre tus palabras, gemidos y gestos

Como quien inicia otro génesis distinto

Y aplaude a Eva por devorarse todo el árbol,

Hasta su último mal y su primerísimo bien.

 

He aquí la salada carne de mis días

Entregada a las eufóricas bestias de la noche

(Tú entre ellas, con tu hermosa epilepsia

De evolución y barbarie, siempre

Más sonriente luego de la primera mordida).

 

Sigo añorando la almohada de tu cuerpo

Para mi dócil desvelo, te busco

En una fiebre de sonidos sin semántica.

Mi piel de palo santo ardiéndose

A cámara lenta, a aceleración por la 76.

Pegado a tu nuca, imbuido a tu costado,

Este es el viaje y qué me importa el Destino.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.