El Último Adán En Pie

Augusto Fleid

Tendré que darle paso a la nostalgia que tomo mi mano,

Deje que simplemente se exprese con la tinta la cual se funde bajo mi piel.

 

Ella fue la margarita en este huerto, que yace tan seco y solitario

El cual antes albergo un paraíso que ahora yace entre los escombros de un recuerdo.

 

 

 

Despunto el bolígrafo en cada uno de estos versos,

En el cual narro como sobrevivió el único Adán de la percepción de su Eva

La cual hace tiempo de él se olvidó cuando se marchó.

 

 

 

 

Abrazó la herida, cargo el fusil y disparo a quemarropa

al inocente papel.

Libere las miles de mariposas monarca que embarcaron vuelo

a otros cielos dejándome tendido en la soledad de un desértico paraíso.

 

 

 

En esta basta nada, donde el hada se fue a la Antártida.

Para que nadie pudiera ver sus lágrimas.

Cupido hizo un trató conmigo;

Él se olvida de mí, mientras yo no digo que el amor no existe.

 

 

Aunque sé que es para que su reputación no decaiga...

Dime como me desahogo del deshago, si me ahogó  en lo obvio.

 

 

 

¿Qué hago?

Si  valgo poco y nada.

Vivo dentro del manicomio microscópico que este espacio vacío.

Vago entre sus vagones de un tren viajando a un pasado

donde me evoco hasta perderme en su realidad

que se opaca y me carcome.

 

 

 

La nostalgia me corroe con sus lágrimas.

Pobre desventurado que cree escuchar

Sus propios pasos, mas no se da cuenta

Que es sólo una simple  ilusión

producto de esta imaginación nefasta.

 

 

En el cual trato de buscar el alivio

bajo el  olivo.

 

 

 

Ebrio de soledad.

Hebreo triste que perdió su fe.

Pobre astronauta que trata de rellenar

el espacio occipital ahuecado que dejaste en mí.

 

 

 

Trató de sobrevivir ante el calvario de las horas oxidadas.

Decaigo ante el desolado lugar...

Que alguna vez albergó tu ser.

Llevate gratis una Antología Poética y suscribite a Poemas del Alma ↓

Recibe el ebook en segundos 50 poemas de 50 poetas distintos Novedades semanales

Comentarios4

  • pedro barrios

    El sentimiento de soledad que a veces nos embarga, excelente poema hermano

    • Augusto Fleid

      Gracias Pedro es un gustó recibirlo en mi mesa bienvenido

    • Lolaila

      Es maravilloso!, ¡Como escribes!
      Mira Augusto, yo no adulo, si me gusta algo lo digo y si no paso, por que yo apenas se expresarme. Pero cuando leo algo así, no puedo pasar de largo.
      Felicidades poeta.

      • Augusto Fleid

        Un gustó recibirle en mi mesa, me alegra saber que fue de su agradó mi poema. .. hace tiempo que escribía pero el problema era que repetía el mismo concepto y hoy en día puedo decir que me volví más creativo y perceptivo en cuanto a lo que trató de expresar. Me alegra saber que lo estoy logrando le mandó las máximas de las suertes y espero también disfrutar de su arte creativo un abrazo junto a un saludo poético

      • Eduh Siqueiros

        brumas y dolencias.
        saludos cordiales.

        • Augusto Fleid

          Simplemente nostalgia de un corazón inspirado gracias por pasarte y espero seguir leyendo sus obras y que ambos podamos pasarnos bien escribiendo en esta gran página llenada de oportunidades un saludo y un abrazo

        • SOY.-

          Disfrute de la lectura.
          Abrazo

          • Augusto Fleid

            Gracias mi querido colega es un gusto tenerte en mi mesa poética



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.