a. santas

tarde fria soneto 17082010

tan solo me quede en la tarde fria,

aunque hacía calor, no era sentido,

la daga del doctor no me ha herido,

mas sí la indiferencia y la desidia.

 

esta mañana fui de correría,

vi la pareja mixta y el pedido,

dos cocas en el bar que no han podido

pagar por no haber suelto en la alquería.

 

de negro iba el mayor, o eso supongo,

de claro el otro miembro de la bofia,

tomaron en el bar, leyeron poco,

 

para irse sin pagar, que mala estofa,

que a mí me cuesta mucho y cuesta poco

terminar este soneto y esta estrofa.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.