Necrofagotimes

Arquitecturas del deseo VII.- 21 Y 22/01/2021.-

Me zambullo en unas sábanas que no saben

De tu piel, pero la inventan;

Tritones del trap, enmudecidos de éxtasis.

Ya los peces de las yemas de tus dedos boquean

En busca de paz, pan y aguas dulces

Y la noche es un cigarrillo que se consume a sí mismo

En un cenicero tan empapado en cenizas

Como nosotros.

 

Todavía recuerdo cada una de tus palabras,

Aunque el sentido que les dieras fuese una fragancia

Que se escapó de mí y tuviese que recrearla

Como a un tempo o a un matiz.

Yo recuerdo como quien acaricia.

 

Puede que la vida sea

Ese colectivo que no frene, que ni siquiera pase;

Puede que también nos esté esperando

En otro andén, o llegue por mar.

 

Aburrido como un estudiante,

Yo sólo creo en la cartografía de tu cuerpo

Y en la impaciencia absorta que deshoja mis manos,

Tan lejos de tocarte.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.