Victor ortega

Mi naranja

 

con hambre tomo esta naranja .

Me doy cuenta de su figura tan especial llena de curvas !

Podria partirla y comerla de una vez pero algo me dice que la disfrutare mas con calma 

a si que voy a pelarla 

siento en mis manos su raspocidad, como una capa de defenza 

Pero mis dedos son mas fuertes.

Logro empezar a desprender su cascara, esto me llevara tiempo 

Cae por pedazos 

Me exita saber lo que me espera a si que sere paciente he ire una por una 

 

Me doy cuenta que brota una acidez en el aire cada que le arranco cada tajo 

Cada brisa en el aire me hace creer que seria mas facil partirla y comerla sin rodeos 

pero no estaría desnuda para mi y no sacaría mi hambre por completo

Al llegar al ultimo tajo de esta reseca cascara veo una naranja exquicita 

Suave, tierna y muy jugosa.                                                Con mas hambre que al principio pongo mis labios en ella para poder saciar mis ganas de sentirla mia            estando en mi boco decido arrancar un trozo de ella y saborearlo delicadamente.                       Siento un sabor unico, siento tanto jugo en mi boca, que no me explico como puede reguardarse ahi adentro.    O deberia preguntarme                                                     ¿Porque nadie se atreve a comerla de   esta manera ?                        Disfrutarla , es tan dulce que empalaga ácida pero a su vez tierna y suave 

 

-voy por el ultimo trozo                                                   mis manos la toman con miedo, tiemblan......                        Pero mi lengua ya no obedece leyes sino instintos 

 

Te desbordas fuera de mi boca                  y cuando puede darme cuenta te hice mia.

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.