Simon Abadia

Vida y muerte con esperanza.

Vida y muerte con esperanza.

El cielo ruboriza nuestras tierras
y son tantos los caminos
subiendo poco a poco y sin las prisas
a un cielo azul oculto a nuestros ojos.

Son tantas diversidades
que el cielo baja de golpe
quedando perplejo amor encendido
sin agua de lluvia que es disidente.

Van silbando los vientos por caminos
y se pliegan los árboles callados
ante mirada estática y taciturna
entre la vida y la muerte agrupada.

Racimos de personas tan aisladas
que declinan sus mentes en hogueras
calculando la vida con miserias
sin hacer profilaxis hacia metas.

¿Dónde vas celestina entre dos vidas
que crecen alparceros entre mieses
vehementes ababoles
entre la intensidad de espiga y siega?

Se cuecen los panes entre el viento y los molinos,
que surgen de la harina toda masa
con mezcla de aire y agua en remolino
con trilla de amor entre tantos soles.

Cielo y tierra revueltos en los arribos,
repletos los graneros de amor y grano
resuenan cabizbajas las miradas lejanas
que ignorantes nos entran las desgracias

Son sensaciones vivas, diferentes,
que pensando quizás en los ineptos
voy mirando hacia cielos más lejanos
y observo mi interior sin nada dentro.

Mientras tanto pandemias que resisten
olas y olas de muertos con recuentos
que desgranan familias por momentos
separando el amor con suspicacias.

Vivir con la verdad y los engaños
se nos hace difícil el desvío
que tan solo el amor nos lo mitiga,
igual a noche que ama tanto el día.  



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar regist[email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.