MARDON

DE QUÉ MATERIAL ESTAS HECHO



¿De qué material estas hecho,

que aunque te dañen buscas

el bien de tus perpretadores

y más sacrificante es, cuando

de la propia sangre se trata?

 

¿Cómo pudieron las palabras

de un padre, de una madre

afectar tanto a un hijo a ver

por sus hermanos más allá

de su propio bienestar?

 

Porqué un hermano si puede

velar por sus otros hermanos,

y estos a su vez, lo tachan

de ser un ser débil y tonto,

y aun así no puede cambiar?

 

Son tantos absurdos sin razón;

algunos lo llaman imposición,

otros le llaman de otro modo,

pero al fin y al cabo, se torna

en inexplicable conducta acéfala.

 

¡Ay! de aquellos que aprovechan

la nobleza del bueno para

despojarlo de sus posesiones

a sabiendas que no tienen derecho

y aun así, sin piedad, lo despellejan.

 

Pero no saben que las mejores

posesiones se encuentran en el cielo

porque las de la tierra, corrompen;

generan discordia, y mal ávidas,

ni siquiera pueden rendir.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.