Lourdes Aguilar

DESPERTAR SIN TI

Hoy me desperté antes del alba

miré despejado el cielo

pero triste, muy triste

una brisa acarició mi rostro

(sería tu aliento recién desprendido)

quise creer, quise sentir, poder sonreir

en el caótico mundo que el hombre habita

¿Hay un Dios allá arriba? ¿Por qué me no me oye?

 

Una libélula se posó en mi ventana

(préstame tus alas que quiero salir)

el sol abriendo sus brazos pintó algunas nubes

(nubes que van tan lejos, llévenme a verlo)

porque mi cuerpo de barro necesita calor

para no deshacerse

hoy no iluminará su mirada tan tierna

ni la luna reflejara sus rayos sobre la piel tuya

¡qué lentos son los relojes!

 

Esta madrugada sofocante

convoqué a los vientos

y ellos concurrieron desde diversos puntos

me hablaron de tierras y mares ignotos

otro día será, es la promesa

 en que apenas decline la luz del horizonte

levaremos anclas

hinchando nuestras velas

y por siempre viajaremos juntos los dos nada más



Mas tarde el monstruo despertará del letargo

con su cacofonía de ciudad congestionada

antes de que todo se rompa

antes de que mi epidermis absorba tus últimos besos

antes de silenciase en mis tímpanos la notas del piano

ésta madrugada monótona llamé a las aves canoras

las que embelesaron a Liszt

las que inspiraron a Bach

para pedirles enseñarme a cantar

solamente por tratarse de ti


Amanece despacio y hasta el sol desganado

parece iluminar con tedio este apático mundo

antes de escuchar perjurios y quejas

la frívola risa y el desesperanzado lamento

en mi pensamiento y ser eres constante

porque no hay insoportable dolor

para quien ha recibido consuelo

por tratarse de ti hoy aprendo a orar

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.